Últimos descubrimientos | 4

fbbcb5f47ed3954455a5525a7f249941-autumn-coffee-white-catsVolvemos a traeros de vuelta nuestra más flamante entrada  del blog, Últimos descubrimientos, capitulo 4. Os recuerdo que aquí las tres otaco-treintañeras recogemos nuestras últimas novedades, las que hemos descubierto recientemente y lo hemos flipado en colores, taaaaanto que tenemos que contároslo sí o sí. No hay escapatoria para que vosotros también seáis descubridores de estas maravillas.

Ya sean películas, anime, manga, cultura, gastronomía, arte, literatura o cualquier cosita que venga del nuestro adorado país nipón o alrededores, nosotras las sacamos a la palestra y os contamos una escueta descripción y opinión del hallazgo. Esperemos que os gusten y contadnos si ya lo conocías o si os lo apuntáis directo a vuestros favoritos. ¡Empezamos!


Magrat Ajostiernos

  1. Una flor (Miyamoto Yuriko). Ay, ¡Satori, Satori! Esta editorial está empeñada en acabar con mis ahorros, libro nuevo que saca, nuevo libro que se va derechito a mi wishlist. La última incorporación es esta Una flor, que se compone de tres relatos autobiográficos sobre el Japón de posguerra, Yuriko tenía conciencia tanto de izquierdas como feminista así que no puedo esperar a leer estas historias.
  2. Funko Pop, Pluto. Hace mucho que quiero un Funko Pop de Usagi porque… MI INFANCIA. Pero es que hace poco descubrí el de Pluto, y vamos a ver, es mi personaje preferido de la serie y del manga con diferencia, así que ahora mi necesidad es doble… ¿Habéis visto lo bonita que es?
  3. El león de marzo. Finalmente un descubrimiento que no es tal, porque ya sabéis lo fan que soy del anime de 3 Gatsu no lion, y hace años también leí los primeros tomos del manga, pero la experiencia ha sido distinta al releerla en una buena edición (aunque algo cara) y con una traducción decente. Los fans de Honey & Clover no deberían perderse el nuevo manga de Chica Umino porque realmente es una historia que no desmerece para nada, al contrario. Si algo me gusta de Umino es su capacidad para mostrar los sentimientos de sus personajes, esa facilidad que tiene para que empatices con ellos, y en esta ocasión, ya en el primer tomo me ha vuelto a ocurrir. Deseando tener este manga completo en mi estantería porque estoy segura de que se convertirá en una de mis joyitas más queridas.


Pauutopia

1. Una pastelería en Tokio | Película del 2.015

Es una preciosa película dirigida por Naomi Kawase que trata sobre una pequeña pastelería en Tokio regentada por un infeliz Sentaro en la que sirve dorayakis (dulces formados por dos bizcochos redondos rellenos de una salsa de judía llamada “anko” y chocolate). Un día una simpática y tranquila anciana llamada Tokue se ofrece para el puesto de ayudante que tenía vacante, accede a regañadientes ya que ella le demuestra que tiene un don especial para hacer anko. A raíz de vender los nuevos doriyakis la pastelería se hace popular y suben las ventas. Poco a poco Sentaro y Tokue empezarán a abrir sus corazones y contarse sus viejas heridas del pasado.

maxresdefault1

Una delicada película que aunque es lenta tienes que visionarla despacio y con mucha tranquilidad a tu alrededor, simplemente debes sumergirte en los acontecimientos y dejarte llevar, de lo contrario corres el riesgo de perderte las sensaciones de serenidad y calma que transmite, perdiendo todo el sentido a lo que la directora quiere expresar sobre esta melancólica historia que trata sobre la importancia de respetar a los demás, hacer realidad tus sueños y vivir en paz con uno mismo. La sutileza que desprende del porqué dos personas que se necesitaban encontrar en esta vida es maravillosa. ¡Tenéis que verla! consigue hacerte reflexionar por la empatía que te arranca del corazón. Indispensable para los cinéfilos.

2. Falls in love too late | Manhwa del 2.016

Hace unos días descubrí este divertido y tierno webtoon de Indonesia del artista Xzbonbon  y ya estoy enganchadita. Tengo dos noticias sobre él, una mala es que está aún “en curso” y otra buena que es que sale prácticamente semanalmente por lo que no hay que esperar mucho para disfrutar de estos dos locos y disfuncionales personajes que me arrancan verdaderas carcajadas.

Sin títuloEl argumento gira entorno a Barney, un popular y multitarea universitario que  siempre recibe diarias confesiones de las chicas, incluyendo la de la enérgica Elvira. Aunque el caso de ella es especial ya que parece que no le queda mucho tiempo de vida… ¿Qué debería hacer por ella Barney?. ¡Ostras!¿Chico popular y chica moribunda? ¡Eso es nuevo! perooo… ¿se avecina drama en breve, verdad? tiene todas las papeletas de que tenga un final trágico donde yo acabe con la cara en lágrimas y llena de mocos; pero no puedo evitar dejar de leerlos y reírme con las frenéticas ocurrencias de la siempre sonriente Elvira y la resignación e inseguridad de Barney ante ellas. La forma en que lleva Elvira su misteriosa enfermedad, lo que se esconde detrás de la aparente perfecta popularidad de Barney, los expresivos chibis de los personajes y la interacción entre dos personajes tan dispares son los ingredientes del este manhwa que me atraen sin remedio. ❤

3. NieA Under 7 | Anime del 2.000

Anime costumbrista y de ciencia ficción que descubrí gracias a la reseña del blog de Luis Ladino. Comparte creador con Haibine Renmei o Serial Experiments LainYoshitoshi Abe, pero a diferencia de las otras no va por el camino del drama ni las lágrimas, sino que es un sencillo slice of life muy distendido y alegre que contrarrestará con sus obras homónimas. Tengo que reconocer que fue sólo ver el precioso diseño de los personajes que tiene y a mí ya me había convencido para darle al play.

tumblr_nfiktgrd8b1tq2uhdo1_500La historia se sitúa en el año 2.020 y sigue la vida de Mayuko que comparte un piso con una perezosa extraterrestre llamada NieA ya que en ese tiempo los humanos y alienígenas conviven en armonía. Su situación económica es muy precaria, y se ve obligada a vivir encima de un baño público que no goza de mucha popularidad entre los vecinos. NieA y Mayuko, junto con todos los inquilinos, deberán salvar de la ruina al Baño Público Enohana con sorprendentes ideas. Pero la cosa se complica porque los extraterrestres no son seres normales, sino ex-traños, ex-céntricos y ex-trambóticos…. y la liaran parda cada dos por tres. Una serie donde será imposible aburrirse. Pronto reseña en la sección Vintage.

4. Strykerkun | Instragramer del cosplay

Como va siendo mi tónica habitual en esta sección hoy os traigo mi nueva revelación de Instagram. No, no va de gatetes esta vez sino de un cosplayer muy conseguido y que saltó a la fama por su realismo al convertirse en los Príncipes Disney.

Sin títuloJonathan Strykerkun es un profesional del cosplay y a pesar de que sus interpretaciones más famosas son de los galanes de las películas Disney también es un gran otaco y por lo he visto muy fan del anime Boku no Hero Academia ya que en su cuenta de Instagram J Stryker recrea a muchos de los personajes de esta serie, ¡incluso de la profesora Midnight! 😀

Además de incluir en su lista de cosplay los personajes Disney o de anime, también lo vemos dando vida a los protagonistas de películas de Tim Burton, Jhonny Depp o de Cartoon, videojuegos o yoquesé, ¡este sexy  cosplayer es un genio del maquillaje y nos lo cuenta al detalle!


Sho-Shikibu

Otouto-no-Otto1. Otôto no Otto. ¿Un manga que trabaje la homosexualidad sin ser yaoi o bara? ¿Eso acaso existe? Pues sí, existe. Otôto no Otto (2014-2017) de Gengorô Tamabe es la prueba. Finalizó su publicación hace unos meses y sería un detallazo que alguien se animara a publicarlo por estos lares, porque es material altamente interesante por bastantes motivos. Los consumidores de manga occidentales estamos acostumbrados al BL, que suele plasmar las relaciones gay de una forma idealizada y con un musculoso componente romántico y sexual. Son tebeos dirigidos a un público femenino heterosexual que solo buscan entretener y sustentan una mecánica que no deja de ser un calco de la heteronormativa. Eso no es ni bueno ni malo per se, hay obras de grandísima calidad dentro del género, que además llevo ya un tiempecito comentando que está introduciendo muchas innovaciones. El buen yaoi está sorprendiendo por sus arriesgadas apuestas artísticas, pero no nos engañemos: si queremos un cómic que trate el tema de la homosexualidad con seriedad y realismo, el BL no suele ser una buena opción. Por eso Otôto no Otto para mí ha sido todo un descubrimiento. Es un slice of life. Punto. De cabo a rabo. Pero en vez de presentarnos la habitual familia heteroparental, tenemos un núcleo monoparental con una niña, cuyo progenitor (viudo) tenía un hermano gemelo (fallecido) casado con un canadiense. Y este gigantón norteamericano decide ir de visita a Japón. Vamos, la pesadilla de cualquier japonés cavernícola. Que los hay. No es ningún secreto que la sociedad japonesa es bastante carca y poco abierta a los foranos. Y es lo que plasma Gengorô Tamabe en su obra, lo que podría ser el día a día de una persona gay que, para más inri, es gaijin. No es fácil ser homosexual en una planeta esencialmente homófobo, y Japón no es una excepción. Así que con grandes dosis de sentido del humor, nos acerca una realidad que se ha invisibilizado siempre. Sin parodias, mostrando la hipocresía social, las impertinencias y los prejuicios del día a día. Otôto no Otto es un manga que todo el mundo debería leer. No será una genialidad, pero desarrolla la empatía e invita a la reflexión. Que buena falta hacen.

gallina12. La gallina que soñaba con volar. Mi sobri la mayor lleva meses dándome la tabarra con este libro. No es que desconfíe de su criterio, que ya tiene dieciséis años la chavalota, más bien ha sido mi eterna pereza hacia los cuentos infantiles de nuevo cuño. Me suelen parecer repelentes, no entiendo esa manía actual de considerar a los niños idiotas. Pues bien, esta fábula moderna sobre una gallina llamada Brote, que decide rebelarse contra el orden establecido, me ha encantado de verdad. Y que a estas alturas de mi vida una obra para críos conmueva mi gélido kokoro tiene bastante mérito. Creo que la autora, la surcoreana Sun-Mi Hwang, ha hecho un trabajo maravilloso introduciendo dilemas del mundo contemporáneo a través de una historia extremadamente sencilla. Una alegoría prodigiosa por su enorme claridad y elegancia. Un cuento con tres niveles de lectura evidentes, por eso resulta satisfactoria tanto para niños como adultos. Y lo que para mí es esencial: ausencia casi total de azúcar. Una obra tierna y bastante dura a la vez, que estampa una rica variedad de grises y estimula la meditación.

—¿Sabes una cosa?, tengo nombre —confesó—. Me lo puse yo.

—¿En serio? Nunca lo he oído.

—Porque nadie lo conoce. ¿Te importaría llamarme Brote?

—¿Brote? ¿Cómo la hierba y las hojas?

—Exacto. No hay nada como un brote. Es sinónimo de crear cosas buenas.

Otra cosa que me ha entusiasmado de La gallina que soñaba con volar han sido sus delicadas y bellísimas ilustraciones, a cargo de la artista Nomoco (Kazuko Nomoto). Una dama a la que no perderé la pista, desde luego. Revisando más tarde otras obras de su autoría, me he quedado absolutamente fascinada. Un estilo que se adapta como un guante a la pureza y simplicidad que emanan del cuento; y que me ha recordado un poco, además, al de mi querido y añorado Juan Carlos Eguillor.

3. Dead Sushi. Como ya sabréis, soy fan de las bizarradas (más información aquí) y si ya son japonesas, fenezco de placer entre millones de estertores. Dead Sushi (2012) de Noboru Iguchi es una película que forma parte ya del insigne Club de los Villanos más Surrealistas de la Galaxia. Junto al conejo asesino de Monty Python and the Holy Grail (1975), el frigorífico de The Refrigerator (1991) o los tomates sedientos de sangre de The Attack of the Killer Tomatoes (1978), tienen un puesto de honor los sushi-zombis caníbales de este trascendental film. No tenía ni repajolera idea de su existencia, pero me salvó hace unos días la vida. La risa es una de las mejores terapias que conozco, y con Dead Sushi las carcajadas están garantizadas. Eso sí, tiene que gustar el género, y la comedia negra cuesta digerirla bastante si no se está acostumbrado.

Dead Sushi es una película que no se toma en serio ni a sí misma, es una continua ridiculización de Japón a través de sus clichés: las artes marciales, el sushi, los onsen, etc. Y, por supuesto, la caricatura del país no podría completarse sin las lógicas críticas sociales como su sempiterno machismo o la sumisión del tate-shakai. La faceta gore está empapada de un sentido del humor a ratos absurdo, a ratos grotesco, pero siempre delirante y muy divertido. Su argumento es de lo más ridículo: la protagonista, Keiko, se siente incapaz de finalizar su duro adiestramiento para convertirse en itamae de sushi y huye de su padre, un legendario sensei del gremio. Pero de la sartén cae al fuego, pues en el hotel donde consigue trabajo se han desatado unos extraños ataques de sushi y sashimi a humanos. Detrás de estas sangrientas ofensivas se encuentra un brillante científico ninguneado por su empresa, cuya cúpula directiva se halla alojada ahí. ¿Qué podrá hacer Keiko para detener las embestidas de este sushi que, además, convierte en zombi a la gente? ¿Serán sus habilidades como chef las que consigan sacar las castañas del fuego? ¡Con la comida no se juega, amiguitos!

swingslow4. Miharu Koshi and Haruomi Hosono – Swing Slow (1996). Es imperdonable que, siendo fan absoluta de la Yellow Magic Orchestra y, por ende, consciente del talento de uno de sus miembros, Haruomi Osono alias Harry Hosono, no me haya dignado a escuchar antes algo de las obras donde colaboró con la siempre interesantísima Miharu Koshi. Pero más vale tarde que nunca, y he caído fulminada de amor por este Swing Slow. Tanto Koshi como Osono brillan en este disco con una luz especial, en simbiosis perfecta. Se trata de un disco elegante, sobrio y en algún momento desconcertante, pero siempre con la indolente distinción del lounge. Muy chic. Si te gustan los sonidos más accesibles del jazz, con cierto regusto space age pop y pinceladas traviesas de electrónica, este es tu álbum. Swing Slow se desliza con serena parsimonia gracias a sus melodías inteligentes y arreglos minimalistas. Y ese aroma vintage… ¡ay, lo hace tan delicioso!


1473551-bigthumbnail

Y hasta aquí nuestros últimos hallazgos otaqueros que esperemos sintáis curiosidad y os lancéis a descubrirlos con nosotras. Decidnos sin falta qué os han parecido o si ya los conocíais.

¿Tenéis también recientes descubrimientos para compartir con nosotras? ¡Compartir es vivir! ¡Contadnos!

MAGRAT | PAU | SHO

Anuncios

4 comentarios sobre “Últimos descubrimientos | 4

  1. Hola, como siempre no me canso de esta gran sección y de todo lo que mencionan (que es super interesante) esta vez conozco algo “La gallina que quería volar” esta entre mis lecturas asique ahora estoy más feliz de haberla adquirido pues cuenta con buenas críticas. Besos y que esta sección se expanda hasta el infinito y más allá.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s