Cinco cosas que me crispan del Manganime | Parte Uno.

 

¿No os pasa que os encanta el mundo del manganime pero a veces ocurren circunstancias en el qué os cabrean a niveles infinitos? ¡A mi sí y mucho!. Además me he dado cuenta que conforme voy cumpliendo años lo que antes veía como algo normal y maravilloso, ahora me resulta una mierda envuelta en papel de colores. Lo llevo en un secreto a voces pero me quiero desahogar, necesito contarlo, gritarlo, proclamarlo, divulgarlo y publicarlo a tó quisqui. Mi psicólogo me lo ha recomendado. Y aquí estoy, preparada para soltar toda la bilis y quedarme más a gusto que cuando me rasco la marca del calcetín que me aprieta. Seguro que vosotros me entenderéis, lo sé.

Reconozco que soy muy tiquismiquis y no son cinco cosas únicamente las que me sacan de quicio, ¡qué vaaa, hay cuerda para rato!. Por lo que seguramente habrán parte dos, parte tres y quien sabe si hasta parte doscientos veintiséis, ¡será por falta de incoherencias inexplicables y frustrantes en los mangas, madremía…! Del mismo modo próximamente haré la entrada antagónica CINCO COSAS QUE ME CHIFLAN DEL MANGANIME”, para que no sea todo mala hostia y amargura habiendo también en la vida fangirleo, hype, purpurina y unicornios rosas que tanto nos gustan.

Para hacerlo más diverso voy a seguir mi modus operanti de siempre, escojo un género y despotrico a tutiplén y con sarcasmo de algo que me ponga enferma de lo que observo a veces en esa demografía. Me preparo el almax para después de vomitar y empiezo con las críticas. ¡Mi parte hater aflora, preparsus!

1| SHOJO: Kabe-don, ¿tensión sexual o dominancia?

El Kabedon es la expresión que se usa para describir la situación en que el salvaje protagonista masculino acorrala contra la pared a la inocente chica mientras golpea la mano contra la pared. Kabe significa pared y don por el sonido del golpe de la pared. Bueno, pues esto ocurre en 6 de cada 5 shojos, es más típico de lo que me gustaría admitir… ¡y me crispan!

Cada vez que veo que sucede siempre se me pasa por la cabeza un “tía, ¡pégale una patada en los onigiri y verás como se le quitan las ganas de volverlo a hacer!“; pero nunca funciona, al contrario, para mi gran frustración las heroínas traidoras suelen derretirse como un helado al sol de los nervios dokidoki frente a esa demostración de macho alfa. Las bragas les hacen palmas.

Se supone que es uno de los momentos más romántico-sensuales del manganime por esa supuesta tensión sexual en que parece que se vaya a producir el ansiado beso, pero si lo piensas bien te das cuenta que se da cuando la protagonista está incómoda y quiere escapar de él o de la situación, y al machirulo no se le ocurre otra cosa que retenerla contra su voluntad, ¿exagero? puede ser, pero…. ¿y si encima le hace un ago-kui? es decir, ese otro gesto tan típico también que consiste en levantar la barbilla suavemente para que le mire a los ojos. Pero a ver, ¡¿para quéééééé?! ¿para enamorarla con sus ojitos de cordero degollado o para plantarle un morreo metido con calzador? sea lo que sea, a mi me toca los ovarios a dos manos tanta antinaturalidad romántica.

2| JOSEI: Borracheras que bajan las defensas

Una de las escenas habituales del mundo del josei es ver a la protagonista emborracharse con un par de copas y desplomarse como la cobertura de mi móvil cuando estoy en una montaña. A ver majas, si sabéis cómo os ponéis, ¡¿porqué no pedís una puñetera gaseosa o una clarita con limón, insensatas!? si es que quedarse inconscientes a mitad cena muy normal no es, ¡un poco de cabeza, por favor!

Aunque lo que de verdad me fascina es la decisión que suele tomar el indeciso, y sobrio a pesar de haber bebido como los peces en el río, caballero al que le han dejado con el marrón de tener una indefensa mujer dormida, pues… ¡llevarla a un hotel!, ya si eso parece que coger un taxi ni se les ha pasado por la cabeza; es mucho mejor cargarla a la espalda como un peso muerto y llevarla al hotelito más cercano…. Eso sí, no van a un hotel cualquiera no, ellos se registran en un HOTEL DEL AMOR o un Love Hotel como les llaman ellos, nosotros los llamamos motelito por horas o el de los quiquis. La razón de peso es para que no piensen mal los recepcionistas de los hoteles (sin amor), todo muy coherente y bien estudiado, ¡y una leche!

Este el truco que usan para que los personajes se vuelvan más cercanos y surja la relación entre ellos, algo que me crispa ya que ¿en serio es necesario poner a prueba la caballerosidad del pretendiente y dejar a la protagonista como una insensata? si de verdad quisieran chuscar, ¿no sería mejor que la chica estuviera consciente de sus actos? Prefiero mil veces cuando se ponen chuzos provocándoles diarrea verbal al no parar de hablar y hablar y hablar diciendo sus verdaderos pensamientos. Mucho más realista y no parece tan delito, ¿verdad?

3| SHONEN/SPOKON: ¿Qué importante papel tienen las mujeres? ¡Son floreros!

Tanto en los shonen como en los spokon comparten un rol que me molesta infinito y es el papel protagonista que tienen las mujeres o las chicas en las series, apenas tienen relevancia y parecen más bien artículos de decoración que personajes. ¡Para eso os compráis peluches o muñecas de Famosa!

Los personajes femeninos suelen ser las amigas de infancia, las entrenadoras del equipo, las vecinas o incluso las compañeras de clase y todas, todas, tienen algo en común, están loquitas por los huesos del protagonista y éste casi nunca se da cuenta… él va a lo suyo y es o salvar el mundo o ganar el campeonato de algún deporte en el que tenga talento. ¿Pero entonces para qué están las chicas? ¿para ser ignoradas continuamente? sin ellas seguiría habiendo historia ya que únicamente están ahí para servir como interés amoroso o ser rescatada de las garras del villano y conseguir ver más cool al protagonista. ¡Me crispa! ¡haced el favor de dadles más importancia a las chiquillas y no sólo para salir en cuatro escenas de relleno mal contadas!

4| SEINEN: ¿Porqué los protagonistas están amargados?

A veces me pregunto porqué la mayoría de los héroes que aparecen en los géneros seinen vienen con mucha mala hostia acumulada de serie e incluso son de personalidad fría y con menos sentimientos que una alcachofa; son tipos duros que ni la cebolla más malvada conseguiría hacerles llorar. La vida los ha hecho así y no son felices. Me crispa verlos sufrir y observar como nada cambia ya que muchas veces no hay ni finales felices ni perdices para ellos.

Suelen cargar en las espaldas un pasado trágico, alguna muerte de un ser querido incluso me aventuraría a decir y en el cual, el sentido de culpabilidad les martiriza de por vida. A mi esto me perturba, ya que….¿porqué siempre tiene qué haber un pasado horrible que les ha cambiado el carácter y les ha destrozado la vida? Pocas veces veo que evolucionan de forma positiva, pero cuando no es así, yo sufro como una perraca sin consuelo siempre. Tengo un amor-odio con este género ya que es uno de mis favoritos.

5| HAREM/ECCHI: Sin tetas nos hay paraíso

El harem y el ecchi casi siempre suelen ir de la mano, son los reyes del fanservice gratuito y sin venir a cuento. Protagonizado por un malísimo protagonista masculino que a pesar de ser un pobre pánfilo sin chispa ni sangre en las venas, será el inexplicable chico deseado por todas las féminas de la serie. Lo mismo para el caso del Harem inverso, normalmente la popular protagonista femenina jamás se percata de que todos los guapérrimos babean por ella, es que ni haciéndole mil kabedones, vaya.

Lo que me llama siempre la atención de estos géneros es el escandaloso protagonismo que tienen las tetas, oppais o bufas en la serie, en todas hay una chica inteligente pero plana como una baldosa y una rival del amor que la pobre no tiene muchas luces pero está cargada de pechamen. Y yo me pregunto, ¿porqué tener un buen melonar es signo de tontuna, ingenuidad y torpeza? ya puestos porqué no las hacen rubias para acabar de hacerlo redondo. Toda la vida he estado engañada pensando que era el cerebro y es que… ¡me crispan los prejuicios tetunos!

Ah, y siento ser yo quien lo desmienta, pero esa fantasía recurrente que aparece siempre de una chica masajeando las tetas de la amiga NO OCURRE NUNCA EN LA VIDA REAL. No solemos tocar las glándulas mamarias de las demás en plan baboso y juguetón. Alucino con la cantidad de veces que sale esa escena, casi parece hasta habitual. Casi, pero no. Siento haber roto corazones.


432e859a9fab8699cb789b57a0050fc7cfb62666_hq¿A vosotros también os alteran los chacras estas circunstancias que se dan en el manganime como a mi? ¿y qué más os crispan los nervios y cambiaríais sin dudar un instante?

Pauutopia

 

19 comentarios sobre “Cinco cosas que me crispan del Manganime | Parte Uno.

  1. Madre mía no sabía que lo del acorralamiento de pared también tenía nombre xD A mi me pone mala también, especialmente porque siempre siempre SIEMPRE la chica es la típica sumisa que se queda ojiplática o sonrosada en plan aydiosmioquéhago. A mi me gustaría que 1)le diera una buena patada como bien dices o 2)le pegara un buen morreo, seguro que no se lo espera
    Lo de los spokon también me pone mala, no es tan difícil poner personajes secundarios que aporten ALGO. Es lo único que llevaba mal de Haikyuu! por ejemplo, mira que tiene personajes geniales, pero todos masculinos y las pocas féminas que salen casi no aparecen o son insulsas. No sé, no es tan difícil meter personajes femeninos que molen!
    Por suerte casi nunca veo nada de Harem ni hechi pero te acuerdas de aquel anime de dragones de kyoAni al que me enganché? Así era uno de los personajes: https://rorokushi.deviantart.com/art/Quetzalcoatl-Kobayashi-san-Chi-no-Maid-Dragon-666432972 xDDD
    Un bsazo compi, muy top esta entrada!

    Le gusta a 1 persona

    1. Síiiii, casi cualquier circunstancia de la vida tiene nombre en Japón, muy heavy jajaja

      Menos mal que cada vez hay más spokones con féminas imprescindibles en la serie 😀

      Jajajaja, me parto con el melonar de la dragona 😛

      Un besuco :*

      Me gusta

  2. Ay, qué lista tan genial xD ~
    En lo personal, lo que más me molesta del top es el ecchi en los anime, pero en los que no tiene que estar. Luego hay otros anime que entiendo que vayan de ello, y si alguien no quiere verlos pues no se acerca… Pero cuando se trata de un anime de otro género y que de repente te salten con algo ecchi me puede mucho, en serio. Menos mal que poco a poco me voy volviendo más inmune a esas cosas, aunque siempre creo que me van a chirriar un poquito.
    En lo demás, nunca me había parado a pensar en los protagonistas de seinen… pero god, tienes razón D: Ahora se me quedará grabado, jajaja xD
    Me gustó mucho la entrada ^^ Ya os leía un poquito hace tiempo; pero ahora que me aventuré a usar la cuenta que creé, espero comentaros siempre que pueda ~ ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Kuro

      Me alegro que te haya gustado, prometo más entradas de este tipo, jijijiji

      A mi también me el fanservice gratuito y que está de más, suele enturbiar la historia… pero a golpe de verlos, te inmunizas, es verdad, jajaja

      Siempre serás bienvenida. Un abrazo! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  3. A mi es que el harem y el ecchi me supera, por un lado porque el protagonista masculino suele tener el carisma y el atractivo de un centollo -supongo que para hacerles creer a los otakus que eso les podría pasar a ellos- y por otro porque las chicas suelen tener menos cerebro que una ameba. Solo unas pocas series de este tipo me han gustado – por ejemplo, me encantan Ranma 1/2 o Lamu, que fíjate tu son las dos de la buena de la Rumiko- pero a algunas las he cogido verdadera tirria, como a Love Hina, que era ver un capítulo en el K3 y darme ganas de cortarme las venas.

    Lo de los personajes femeninos en los shonen y spokon es de juzgado de guardia ¿tan difícil es crear a un personaje como el de Minami/Barbara de Touch/Bateadores? Vale que era el objeto de deseo del protagonista, pero no se dedicaba simplemente a orbitar a su alrededor, sino que tenía una vida propia y ella misma practicaba deporte y tenía competiciones en las que participar.

    El seinen es que de por sí es muy chungo, tía, y para sobrevivir en este tipo de historias debes ser super fuerte y amargado, para que no puedan utilizar tus debilidades contra ti. Por cierto, ¿no te parece que lo que ahora llamamos seinen son como los shonen de nuestra infancia ochentera-noventera? Ahí lo dejo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Chehu,

      Tú también crees qué es para dar falsas esperanzas a los otacos? jajajaja
      Ay, yo adoraba Ranma, estaba enamoradita de él, era una más de su harem ❤

      Qué grande Touch, es una gran serie, es verdad!

      Hummm, sí que da para pensar lo de los shonen ochenteros…

      Un abrazo!

      Me gusta

  4. Los Seinins sobreexplotaron el protagonista como “heróe de capa caída” y ya todo parece más intentar ser “edgy” que tener a un personaje con una personalidad justificada.

    Los Spokons tienen excepciones que se agradecen, como FullMetal Alchemist y Chihayafuru (una lástima que siempre sea una mujer la que tiene que hacernos ver que pueden haber mujeres fuertes en este apartado).

    El Ecchi/Harem con cosas como Konosuba y Clannad demuestran que mientras no sean lo central que se piensa ofrecer el show se deja ver.

    Una lástima. Estos tres puntos que mencionas no son puramente malos (bueno…el ecchi si), pero es ridículo la cantidad de escritores que intentan satisfacer a un público poco exigente y se van por el camino fácil, degenrando en un industria que sencillamente se repite en lugar de buscar progresar.

    P.D: Nomás como una pequeña acotación para la parte 2, recuerda los fetiches enfermizos…como el anime “Mi novia es una Gal”.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Sr. Kei 😀

      Sí, lo que más me gusta de esta lista es que siempre podemos encontrar excepciones como las que nombras. 😉

      PD: Uff, qué asco me dio el fetiche del de las niñas pequeñas en ese anime, puaj

      Un saludete! 🙂

      Me gusta

  5. El primero, tercero y quinto que mencionaste son una clara consecuencia del machismo que hay por esos rumbos y también del tipo de demografía a la que apuntan esos anime, generalmente hombres con pocas habilidades sociales que buscan escapar un rato de sus vidas monótonas vidas y me consta que los hombres también ven shojo.

    En cuanto al segundo punto yo no lo veo como algo que solo pase en los josei, ocurre en varios anime y generalmente se trata de hacer comedia con eso, claro que no he visto tanto josei como para saber que siempre terminan de la misma manera así que a lo mejor mi opinión no cuenta, pero a mi en general me causa gracia.

    El cuarto punto tampoco me molesta, si se hace bien puede surgir un protagonista o historia interesante aunque si se hace mal solo se consigue un protagonista odio y / o aburrido que entorpezca la trama. Pienso que ese punto no es negativo por si mismo si no por la incompetencia del autor.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Noctua

      Uff, hay tanto de qué hablar del machismo por estos lares, da para cinco entradas!!!

      Sí, ya te digo yo como experta del josei que la escena de la borrachera es más asidua de lo que me gustaría, y claro es para hacer comedia, lo que pasa es que después de verlo más de veinte veces se te atraganta, jajaja

      A mi tampoco me llega a molestar que sea un pasado traumático, pero si que sufro, jejeje

      Un saludo Noctua 😉

      Le gusta a 1 persona

  6. Sí, hay tropos que dan asquísimo, y son consecuencia del entorno social donde se han creado y conociendo a la demografía que va a ser su público… Ay, Nipón…

    “me he dado cuenta que conforme voy cumpliendo años lo que antes veía como algo normal y maravilloso, ahora me resulta una mierda envuelta en papel de colores. ” No sé en tu caso, pero en el mío lo de los años es correlación indirecta con la verdadera causa de cada vez encontrarle más pegas a las obras: el que aumente mi formación ¿humanitaria?, feminista, decencia humana… Hay cosas que antes pasaban mi filtro moral porque no había filtro, pero de verdad… menuda industria.

    Aún puedes encontrar obras maduras en el anime (sobre todo si empiezas a coger lo bueno de cada año), pero muchas más en manga. El primero, hoy en día, lo considero más negocio que arte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Arrow

      Exacto, mi madurez y cultura van creciendo y te vas dando cuenta que no todo era tan bonito como parecía a priori, abres los ojos. Ainsss

      Sí, por desgracia manda más el tema económico que por el amor al arte y muchos son bodríos que generan pasta, al menos como bien dices seguimos encontrando agujas entre tanta paja 😉

      Un abrazo y gracias por pasarte! 😉

      Me gusta

  7. Holi 🙂 Coincidimos en alguna cosa. Me molesta bastante el tema shonnen donde las mujeres son un puro adorno. Aunque quizás un poco My hero academia y Shokugeki no soma están cambiando un poco las tornas, es increíble como si analizas cada serie con componente shonnen están lideradas por hombres. Del tema josei no puedo hablar, por que creo que poco o nada he visto en mi vida, pero a mi el tema borracheras me hace gracia en otros anime (malditos japos borrachuzos XD). ¿Habrá algún prota seinen no amargado y felix? Lo dudo, creo que no he visto un seinen donde el drama no persiga al prota o este profundamente amargado y encerrado en si mismo. Un abrazo^^

    Le gusta a 1 persona

  8. Coincido con todos y cada uno de los puntos. También me gustaría añadir dos obsesiones inexplicables de los mangakas que me irritan sobremanera:
    * Detallar EXPLICÍTAMENTE las violaciones (que parecen perseguir a un número apabullante de chicas “fuertes” con un pasado trágico). ¿Acaso no pueden haber personajes femeninos fuertes sin tener que haber sufrido abandonos, abusos físicos y sexuales, etc…?

    * Relaciones casi incestuosas entre hermanos. Suelen ser las féminas que se ponen hipercelosas y pulpos…cuyo amor de la vida es su propio hermano. Y que se sonrojan cada vez que se encuentran en una situación comprometedora.

    Ahora me debéis disculpar porque me he acordado de otro aspecto que me hace sacudir la cabeza:
    * Ecchi en las historias de mecha. ¿Por qué demonios tienen que ir casi desnudas con esas vestimentas vergonzosas cuando los chicos van vestidos hasta las cejas?

    Me pregunto si en esos países orientales hay debate por el claro sexismo en las historias.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s