Dicen que Fumiko Fumi es rara, pero a mí me gusta: Josô Danshi to Menhera Ojisan

secret6

| Yaoi, drama| Tomo único | Año: 2016 | Magazine Be X Boy | ★★★☆☆ |

Fumiko Fumi es una de las autoras que más interés está despertando en mi pequeño universo del manga moderno. Hace casi un año le hice una pequeña reseña aquí a su estupendo Memento mori (2013); y, poco a poco, su peculiar estilo se ha hecho un hueco por derecho propio. En estos momentos estoy siguiendo qtµt (2017-), tebeo en el que colabora junto al escritor y crítico literario Sayawaka para Monthly Big Gangan. Y está siendo, como ya esperaba, una experiencia única. Porque las obras de Fumiko Fumi parece que hayan sido, todas sin excepción, gestadas en una dimensión paralela a la nuestra, con  unas inquietantes aristas rasgando nuestra base del cráneo.

Josô Danshi to Menhera Ojisan es el primer yaoi para adultos que escribe; y cuando logré que cayera en mis manos, no dudé en ningún instante en que sería algo distinto a lo que se acostumbra a publicar dentro del género. Y así fue. A Fumiko Fumi le encanta hacer de funambulista en la cuerda de lo políticamente correcto; es una especialista como pocas en trabajar ciertas temáticas estirando los conceptos de moral y ética hasta justo su límite de elasticidad. Y no los rompe, pero sabe turbar y agradar al lector a la vez, una cualidad bastante curiosa. Resumiendo, tiene fama de rara; pero eso sería reducir injustamente la personalidad que otorga a sus comics. Sí, es rara, pero también es mucho más.

secret4

Esta viñeta es un resumen perfecto del meollo de Josô Danshi to Menhera Ojisan. No obstante, su tarjeta de presentación oficial fue (ya sabéis, al estilo sensacionalista de las revistas de manga): “Eres una dulce señorita de primera clase, pero resulta que en las redes sociales… ¡¿Eres un chico disfrazado de mujer?!”. Exacto, el argumento se centra en un adolescente que disfruta travistiéndose y comienza una relación con un hombre de 32 años. Con esto ya millones de alarmas y luces rojas podrían dispararse dentro de la cabeza, sobre todo por la eventual pederastia. Pero, ¡ay, camaradas otacos!, estamos hablando de Fumiko Fumi, y ella es toda una experta en contorsionar la realidad con una habilidad pasmosa. No hay nada de eso en este manga, pero aun así su contenido es perturbador.

Shun Hayasaka es un joven brillante, guapo y popular en su instituto. De familia adinerada, sus padres albergan grandes expectativas para él, así como el resto de su entorno social. Él es “El Príncipe”, y así lo percibe también una anodina compañera suya de clase llamada Tanabe. Sin embargo, Tanabe descubre el secreto de Hayasaka: le gusta vestirse de chica y colgar fotos suyas en twitter. Para Tanabe al principio es una sorpresa, pero decide no revelar esa faceta de Hayasaka, y se hacen buenos amigos. Él le cuenta todo sobre una relación que ha iniciado con un hombre, Yasuda-san, que le dobla la edad; una relación que Hayasaka afirma con vehemencia que es solo de índole sexual, pero que, sin que él pueda explicarlo, se alarga más y más en el tiempo.

secret5Yasuda es un hombre de carácter dulce y que sufre una fuerte depresión. El declarar abiertamente su homosexualidad le ha procurado el rechazo y la crueldad de casi todo el mundo, por lo que es una persona solitaria y con la autoestima por los suelos. Pero conocer a Hayasaka resulta una lucecita en su vida de la que no quiere prescindir, el amor que siente por él le ayuda a sobrevivir, aunque al mismo tiempo lo desgarra por dentro. Y su voluntad es cada vez más débil. Hayasaka, por otro lado, mantiene una relación con él (su ojisan) que penetra el campo del sadomasoquismo. Abusa de la sumisión y docilidad de Yasuda, quizás como una manera de intentar sepultar los verdaderos sentimientos que tiene por él. Se trata de una situación complicada y anómala para ambos, que están padeciendo sus infiernos particulares. Yasuda luchando contra la depresión y su sentimiento de culpabilidad por estar enamorado de un menor; Hayasaki por censurar y reprimir su auténtica forma de ser por la presión social. Y esto solo puede conducir a la infelicidad absoluta.

Fumiko Fumi abre varios frentes en solo 6 capítulos y con su habitual sencillez, trabaja temáticas de gran complejidad y zozobra moral. Trata el género dentro de sus códigos básicos, pero a su manera particular creepy. Por poner un ejemplo, al añadir la variable del cross-dressing, los roles de seme y uke se mezclan. Sin embargo, sí que está muy presente esa relación abusiva típica del yaoi, en la que un miembro de la pareja es casi siempre reticente, y el otro recurre en muchas ocasiones al sexo forzado. Con muchos besitos y carantoñas, pero no dejan de ser violaciones. Es una de las cosas que más me molestan del BL, que perpetúan los estereotipos más retrógrados de lo masculino y lo femenino, pero con dos bishônen de protagonistas. Sin embargo, en Josô Danshi to Menhera Ojisan sirven a los fines de la autora para moldear las motivaciones y emociones de sus personajes, no es un recurso gratuito porque es una consecuencia de la negación y el sufrimiento.

secret1

No sé si lo he comentado ya, pero Josô Danshi to Menhera Ojisan es un cómic para el público adulto. No es un cuento de amor dulce y romántico entre chicos, es una historia bastante común y que Fumiko Fumi decidió no idealizar demasiado. Más bien la sumió en las tinieblas (MUAHAHA). Sin embargo, no hay que olvidar que es un BL, así que el final no resulta tan, tan malo. Trata con delicadeza, pero contundentemente, el problema de la depresión, que es una enfermedad que puede ser mortal; no es una dolencia a la que desatender o minusvalorar. Y en eso los retratos psicológicos que realiza de sus personajes juegan un papel esencial, aparecen algo bosquejados pero son muy certeros. El sexo, como en todo buen yaoi, tiene un lugar primordial, y aunque la mangaka no ha dibujado un hentai, hay escenas explícitas. Sin embargo, y tal como explica la misma Fumiko Fumi al final del manga, estaba más interesada en el tema del travestismo y cómo insertarlo en su historia sin que pareciera una parodia. Y lo logró.

secret2¿Qué podemos decir del arte de esta mangaka? Es la reina del minimalismo, un minimalismo tierno como una magdalena recién hecha. Podría ser perfectamente el clásico dibujo de un shôjo, pero esa es la tela de araña que urde Fumiko Fumi. Mediante un estilo limpio, sereno y bonito, atrapa al lector en sus historias turbias y extrañas. Siempre con suavidad, pero fluyendo como un veneno lento. Me ha llamado la atención cómo reduce algunos personajes a su mínima expresión en los trazos, pero aun así consigue perfilarlos con total nitidez. Tanabe adopta la forma de chibi, es prácticamente una caricatura; sin embargo conserva una dignidad en su talante que hace ese contraste la mar de interesante. Además es la encargada de estructurar el manga en dos partes fundamentales, el pasado y el presente. Los fondos apenas tienen presencia, no son importantes; porque lo que trasciende son las personas, y ese viraje hacia la abstracción es premeditado. Fumiko Fumi quiere que nos concentremos en sus personajes, en sus pensamientos, emociones y decisiones. Lo que importa de este manga sucede en sus mentes, de hecho deben aprender a retirarle el poder a los escenarios, que funcionan como auténticas prisiones.

Josô Danshi to Menhera Ojisan es una historia sobre la aceptación de uno mismo y la capacidad de resistir los embates de la vida. También un cuento sobre máscaras y la culpabilidad que se agazapa tras ellas. Su lectura resulta fluida y liviana en general, porque el dibujo de Fumiko Fumi ayuda mucho a ello, pero la narración en sí no es agradable, tiende a poner a prueba porque exige ser abierto de miras y poco susceptible. Cosa esta última complicada, pues vivimos unos tiempos en los que las hordas de snowflakes son reyes absolutos del cotarro. No obstante, es un buen manga que recomiendo a todo aquel que quiera leer algo distinto y original; aunque llegue a incomodar a ratos.

 

SHO-SHIKIBU

Anuncios

3 comentarios sobre “Dicen que Fumiko Fumi es rara, pero a mí me gusta: Josô Danshi to Menhera Ojisan

  1. Hola, pues se ve muy interesante…pronunciaste (en este caso escribiste) las palabras mágicas raro, incómodo y tu risa malvada entre paréntesis XDD. Personalmente me gustan las obras que te llevan a reflexionar, salir de la zona de confort y preguntarte cosas. El dibujo me ha gustado mucho también y que se enfoque en la psique de los personajes es otro punto a favor por lo que la leeré. Muchas gracias por la recomendación, saludos a las tres 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s